EDAD MEDIA:

A. Siglos XI-XIV.



Lírica tradicional.



Esta poesía es tradicional, oral, dedicada al canto o la recitación. Las creaciones tradicionales pasan de generación en generación y se van transformando según el gusto de las personas que las memorizan y transmiten.



mapa_lirica2.png



JARCHAS

Las jarchas son pequeñas composiciones en mozárabe que aparecen al final de la moaxaja -combinación estrófica culta de la que se deriva la forma popular zéjel, con el que comparte estructura-, como estribillo, escritas en árabe clásico o hebreo durante los siglos XI, XII y XIII. Las moaxajas están compuestas por varias estrofas de cinco o seis versos. La composición termina con uno o dos versos en lengua romance que constituye las jarchas.

Son el primer testimonio conocido de poesía en lengua romance y están compuestas en versos de arte menor, a menudo con rima asonante en los versos pares. Recogen las quejas de una muchacha enamorada que confía sus sentimientos a alguna persona de confianza: su madre, hermana, o amado (habibi).



Eduardo Paniagua - Jardín de Al-Andalus (portada).JPG




Ejemplo de moaxaja: Consoladme niñas al alba.

bay-se mio qoragon de mib
yâ rabbî si se tornarad
tan mal mio doler al-garîb
enfermo
ed quan sanarad

Mi crazón se va de mi
¡Oh Dios (mío)! ¿acaso me volverá?
Tan mal (es) mi doler extraño
(que) enfermo está (mi corazón), ¿cuándo sanará?


al-sab(b)âh bono gar-me de on benes
ya leso ke a otrî ames
a mibi tan[ben] qeres

Carita bella, buena: dime de dónde vienes,
ya te dejo que ames a otra,
(si) a mí también me quieres.


tanto amare tanto amare
habîb tanto amare
enfermeron olios nidios
e dolen tan male

¡Tanto amar, tanto amar,
amigo, tanto amar!
¡Enfermaron unos ojos brillantes
y duelen tan mal!


ben yâ sahhârâ
alba quee stá kon bi-al-fogore
k(u)and bene bide amore

Ven, oh hechicero:
un alba que está (o: tiene) con fogor
cuando viene pide amor.


mi fena
es li-mahtï in luhtu
kon males me berey
non me lesa moberë aw limtu
mama gar ke farey

Mi pena es a causa de un hombre violento: si salgo
con males me veré
no me deja mover o soy recriminada.
Madre, dime, qué haré.


ya mama tanto lebo
de al-wa'di de al-bugag
da'i hagra man qati'
fa-al-qat'u fî samag


¡Oh madre, tanto soporto
de promesa (y) de subterfugios!
Deja (permite) el romper de quien embarazado calla,
pues la separación es algo malo.


ya mam(m)a si no lesa al-ginna
allora mor(r)ey
traïde hamrî min al-hâgib
'asà sanarey

Oh madre, si no cesa la locura (de amor),
enseguida moriré.
Traed mi vino de (casa de) el hagib,
acaso sanaré.


garide-me
k(u)and mio sîdî yâ qawmu
ker(r)a bi-llâh
suo al-asî me dar-lo

Decidme:
¿cuándo mi señor, oh amigos,
querrá, por Dios,
darme su medicina?


yâ mamma mio al-habîbi
bay-sê e no me tornade
gar ke fareyo
â mamma
in no mio 'ina' lesade

¡Oh madre, mi amigo
se va y no vuelve!
Dime qué haré, madre,
si mi pena no afloja.


um(m)î qi qâl li-ahûb
'aql al-nisâ qaq(q)â
non sabet mio qawlî
hubbî li-man yabqâ

Madre mía, quien dijo al amigo,
'la constancia de las mujeres (es) caca,'
no sabe (que) mi máxima
(es que) mi amor es para quien persiste.


qultu es
yuhayyî bokel(l)a
hulú mitl es(e)

Dije: 'Cómo
reanima a una boquita
algo dulce como eso'.
yâ qoragonî ke keres bon amar
mio al-furâr
lesa ë tu non le lesas dë amar

¡Oh corazón mío, que quieres amar bien!
Mi corderito
se va y tú no le dejas de amar.


mio sîdî ïbrâhîm
yâ tú uemme dolge
fente mib
de nohte
in non si non keris
irey-me tib
gari-me a ob
legar-te

Mi señor Ibrahim,
oh tú hombre dulce
vente a mí
de noche.
Si no, si no quieres,
ireme a tí,
dime a dónde
encontrarte.


si si ben yâ sîdî
k(u)ando benis vos y
la bokella hamrâ
sibarey ka-al-warsi

Sí, sí, ven, oh señor mío,
cuando (si) venís aquí,
la boquita roja
alimentaré (de besos) como la paloma rojiza.


al-sa'amu mio hâli
borqe hâlî qad bâri
ke farey yâ ümmi
fâniqî bad lebare

La muerte es mi estado,
porque mi estado (es) desesperado.
¿Qué haré, oh madre mía?
El que me mima va a marcharse.


adamey
filiolo ali(e)no
ë el a mibi
kered-lo
de mib katare
suo al-raqîbi

Amé
a un hijito ajeno
y él a mí;
lo quiere
captar (apartar) de mí
su espía (guardador).


non kero yo ün hil(l)ello
il(l)â al-samarello

No quiero yo ningún halagador,
más que el morenito.


ben 'indî habîbî
si te bais mesture
trahirá samâga
imsi ad unione

¡Ven a mi lado, amigo!
Si te vas, el engañador (?)
traerá algo malo.
¡Ven a la unión!


li-an(n)a lâ kâna fî bon asmadore
fumâ
al-wad(d)u sanará non mio morire
yâ um(m)â

Como que no existe (hay) en el buen amador
boca,
el amigo no curará mi morir,
oh madre.


no se kedad ni me kered gaïre
kilmâ
non ayo kon seno esusto dormire
ma(m)â
No se queda ni me quiere decir
palabra
No dormiré con el seno abrasado,
madre.


mis kunyados todos benid
yo wolio la satia
mio womnë otris kaned
fî-al-qûra balensia

¡Mis parientes, todos, venid!
Yo quiero la saetía;
mi hombre (a) otras canta
en la cora de Valencia.


baido-me ad isbilyâ
fî zayî tâgir
qebrare al-gudures
de aben muhâgir

Me voy a Sevilla
en traje de mercader
(a) quebrar los muros
de Ibn Muhâgir.


CANTIGAS DE AMIGO

Son poemas tradicionales escritos en gallego- portugués. Tenemos testimonio escrito de ellos porque entre 1200 y 1300 los poetas cultos se dedicaron a componer este tipo de poemas, imitando las formas de la poesía popular.
Estos poemas están puestos en boca de una joven que se lamenta por la ausencia de su amado (amigo), dirigiéndose a éste o a algún familiar de confianza (su madre o hermana), o incluso, a elementos de la naturaleza (olas del mar).
Constan de tres rasgos esenciales: el estribillo: verso (o versos) que se repite al final de cada estrofa. El paralelismo: procedimiento por el cual dos estrofas expresan el mismo contenido, pero en la segunda de ellas cambia la palabra final de cada verso. Y, finalmente, el leixaprén que consiste en que el penúltimo verso de una estrofa se convierte en el primero de otra.




Ejemplo de cantiga de amigo: Mandad'ei comigo.


Mandad'ei comigo

Mandad'ei comigo,
ca ven meu amigo.
E irei, madr' a Vigo

Comigo'ei mandado,
ca ven meu amado.
E irei, madr' a Vigo

Ca ven meu amigo
e ven san' e vivo.
E irei, madr' a Vigo

Ca ven meu amado
e ven viv' e sano.
E irei, madr' a Vigo

Ca ven san' e vivo
e d'el rei amigo
E irei, madr' a Vigo

Ca ven viv' e sano
e d'el rei privado.
E irei, madr' a Vigo
Traducción

Un mensaje he recibido,
que viene mi amigo.
E iré, madre, a Vigo

Conmigo tengo un mensaje,
que viene mi amado.
E iré, madre, a Vigo

Que viene mi amigo
y viene sano y vivo.
E iré, madre, a Vigo

Que viene mi amado
y viene vivo y sano.
E iré, madre, a Vigo

Que viene sano y vivo
y del rey amigo.
E iré, madre, a Vigo

Que viene vivo y sano
y del rey favorito.
E iré, madre, a Vigo





Ejemplo de cantiga de amigo: Tres moças cantavan d'amor.



Quantas sabedes amar amigo

Quantas sabedes amar amigo
treides comig' a lo mar de Vigo.
E bannar nos emos nas ondas!

Quantas sabedes amor amado,
treides comig' a lo mar levado.
E bannar nos emos nas ondas!

Treides comig' a lo mar de Vigo
e veeremos lo meu amigo.
E bannar nos emos nas ondas!

Treides comig' a lo mar levado
e veeremo' lo meu amado.
E bannar nos emos nas ondas!
Cuantas sabéis amar a un amigo

Cuantas sabéis amar a un amigo
venid conmigo al mar de Vigo.
¡Y nos bañaremos en las olas!

Cuantas sabéis de amor amado,
venid conmigo al mar agitado.
¡Y nos bañaremos en las olas!

Venid conmigo al mar de Vigo
y veremos a mi amigo.
¡Y nos bañaremos en las olas!

Venid conmigo al mar agitado
y veremos a mi amado.
¡Y nos bañaremos en las olas!


Ay Deus, se sab' ora meu amigo

Ay Deus, se sab' ora meu amigo
com' eu senneira estou en Vigo!
E vou namorada.

Ay Deus, se sab' ora meu amado
com' eu en Vigo senneira manno!
E vou namorada.

Com' eu senneira estou en Vigo,
e nullas gardas non ei comigo!
E vou namorada.

Com' eu senneira en Vigo manho,
e nullas gardas migo non trago!
E vou namorada.

E nullas gardas non ei comigo,
ergas meus ollos que choran migo!
E vou namorada.

E nullas gardas migo non trago,
ergas meus ollos que choran ambos!
E vou namorada.
Ay Dios, si supiese ahora mi amigo

¡Ay Dios, si supiese ahora mi amigo
cuán sola estoy en Vigo!
Y tan enamorada.

¡Ay Dios, si supiese ahora mi amado
cuán sola en Vigo me hallo!
Y tan enamorada.

¡Cuán sola estoy en Vigo,
y a nadie tengo conmigo!
Y tan enamorada.

¡Cuán sola en Vigo me hallo,
y a nadie conmigo traigo!
Y tan enamorada.

!Y a nadie tengo conmigo,
salvo mis ojos que lloran conmigo!
Y tan enamorada.

¡Y a nadie conmigo traigo,
salvo mis ojos que lloran ambos!
Y tan enamorada.


Mia irmana fremosa

Mia irmana fremosa, treides comigo
a la ygreia de Vigo, u e o mar salido.
E miraremos las ondas.

Mia irmana fremosa, treides de grado
a la ygreia de Vigo, u e o mar levado.
E miraremos las ondas.

A la ygreia de Vigo, u e o mar salido,
e verra i mia madre e o meu amigo.
E miraremos las ondas

A la ygreia de Vigo, u e o mar levado,
e verra i mia madre o meu amado
E miraremos las ondas.
Hermosa hermana mía

Hermosa hermana mía, vente conmigo
a la iglesia de Vigo, donde está el mar agitado.
Y miraremos las olas.

Hermosa hermana mía, vente de buen grado
a la iglesia de Vigo, donde está el mar enfurecido.
Y miraremos las olas.

A la iglesia de Vigo, donde está el mar agitado,
allí vendrá, madre, mi amigo
Y miraremos las olas.

A la iglesia de Vigo, donde está el mar enfurecido,
allí vendrá, madre, mi amado
Y miraremos las olas.




LÍRICA TRADICIONAL CASTELLANA


Además de las jarchas y las cantigas, los testimonios que tenemos de poesía popular medieval se encuentran en textos publicados a partir del siglo XV, época en la que los poetas y músicos cultos cogen gusto por la poesía popular. La poesía literaria imita a la popular de modo que no es sencillo saber qué es tradicional y qué no. A las canciones populares medievales castellanas se las conoce como villancicos o canciones propias de los villanos. Gran parte de ellas tratan de amor y están también puestas en boca de una joven. Otro tipo de composición es la albada, poema amoroso que lamenta o celebra la llegada del amanecer.





Villancico anónimo: De los álamos vengo, madre.



De los álamos vengo, madre


De los álamos vengo, madre,
de ver cómo los menea el aire.

De los álamos de Sevilla
de ver a mi linda amiga.

De los álamos vengo, madre
de ver cómo los menea el aire.







Villancico anónimo: Riu Riu Chiu.


Riu, riu, chiu

Riu, riu, chiu,
La guarda ribera,
Dios guardó el lobo
de nuestra cordera.

El lobo rabioso
La quiso morder,
Mas Dios poderoso
La supo defender,
Quizole hazer que
No pudiesse pecar,
Ni aun original
Esta virgen no tuviera.
Riu, riu, chiu,
La guarda ribera,
Dios guarde el lobo
De nuestra cordera.




Ejemplo de villancico de autor: Oy comamos y bebamos.


Oy comamos y bebamos
y cantemos y folguemos
que mañana ayunaremos.

Por onrra de san Antruexo
paremonos oy bien anchos,
enbutamos estos panchos,
rrecalquemos el pellexo,
que costumbres de concejo
que todos oy nos jartemos,
que mañana ayunaremos.
Honremos a tan buen santo,
porque en hambre nos acorra,
comamos a calcaporra,
que mañana hay gran quebranto.
Comamos, bebamos tanto,
hasta que nos reventemos,
que mañana ayunaremos.

Bebe Bras, más tú, Beneyto,
beba Pidruelo y Llorente,
bebe tú primeramente,
quitarnos has deste preito.
En beber bien me deleyto,
daca, daca, beberemos,
que mañana ayunaremos.
Tomemos oy gasallado,
que manana viene la muerte,
bebamos, comamos huerte,
vamonos para el ganado,
no perderemos bocado,
que comiendo nos iremos,
que mañana ayunaremos.

Juan del Encina. Cancionero de Palacio (S. XV)




Ejemplo de albada.


Canciones de trabajo:


1 EM V.jpg


¡A la viña, a la viña, zagales!
¡Zagales, venid, venid a la viña!
¡A la viña, a la viña, zagales!
¡Y vaya de gyra, de bulla y de bayle!


Gran trabaxo es trabaxar
kuando la gananzia es poca,
i más si ai ke llevar
De las manos a la boca.


A segar son idos,
tres con una hoz;
mientras uno siega,
holgavan los dos.
Dávale con el açadoncico,
dábale con el açadón.
El villano va a sembrar:
¡Dios se lo dexe gozar!
Ésta sí que se lleva la gala
de las espigaderas son,
Ésta sí que se lleva la gala,
que las otras que espigan non.


¡Oh, qué buen labrador, bueno!
¡Qué buen labrador!,
¡Oh, cuán bien segado habéis,
la segaderuela!
¡Segad paso, no os cortéis,
que la hoz es nueva!


Al esquilmo, ganaderos.
Que balan las ovejas y los carneros.
Ganaderos, a esquilmar,
que llama los pastores el mayoral.