Géneros literarios:




LA LÍRICA: Se trata de la expresión de los sentimientos del autor en la obra y normalmente es una poesía (está en verso) aunque también puede estar en prosa. Se suele cuidar mucho la forma y abundan los recursos literarios.

LA NARRATIVA: Se trata de un género en el que se relata una historia que les ocurre a unos personajes en un espacio y un tiempo a través de un narrador. Suele estar en prosa en la literatura contemporánea, pero en la literatura tradicional, suele estar en verso.

LA DRAMÁTICA: Se trata del género que acoge a las obras teatrales. Este género se puede manifestar tanto en prosa como en verso pero siempre su forma es dialogada. Está pensado para la representación.

GÉNERO DIDÁCTICO: Se trata de un género destinado a la enseñanza o expresión de ideas o consejos. Hay varios subgéneros como la fábula, ensayo, sátira, epístola...


EJERCICIOS:

1. Justifica por qué los siguientes textos pertenecen al género literario expresado.


LÍRICA:



  • VERSO:

Guitarra

Habrá un silencio verdetodo hecho de guitarras destrenzadas

La guitarra es un pozocon viento en vez de agua.

Gerardo Diego.


  • PROSA:

XIX

PAISAJE GRANA

LA cumbre. Ahí está el ocaso, todo empurpurado, herido por sus propios cristales, que le hacen sangre por doquiera. A su esplendor, el pinar verde se agria, vaga­mente enrojecido; y las hierbas y las florecillas, encendi­das y transparentes, embalsaman el instante sereno de una esencia mojada, penetrante y luminosa.
Yo me quedo extasiado en el crepúsculo. Platero, granas de ocaso sus ojos negros, se va, manso, a un charquero de aguas de carmín, de rosa, de violeta; hunde suavemente su boca en los espejos, que parece que se hacen líquidos al tocarlos él; y hay por su enorme garganta como un pasar profuso de umbrías aguas de sangre.
El paraje es conocido, pero el momento lo trastorna y lo hace extraño, ruinoso y monumental. Se dijera, a cada instante, que vamos a descubrir un palacio abandona­do... La tarde se prolonga más allá de sí misma, y la hora, contagiada de eternidad, es infinita, pacífica, in­sondable...
-Anda, Platero...

Juan Ramón Jiménez, Platero y yo.



NARRATIVA:

  • VERSO:


ROMANCE DEL AMOR MÁS PODEROSO QUE LA MUERTE

CONDE niño por amoreses niño y pasó la mar;va a dar agua a su caballola mañana de San Juan.Mientras el caballo bebe,él canta dulce cantar,todas las aves del cielose paraban a escuchar,caminante que caminaolvida su caminar,navegante que navegala nave vuelve hacia allá.

La reina estaba labrando,la hija durmiendo está:-Levantaos, Albaniña,de vuestro dulce folgar,sentiréis cantar hermosola sirenita del mar.-No es la sirenita, madre,la de tan bello cantar,si no es el conde Niñoque por mi quiere finar.¡Quién le pudiese valeren su tan triste penar!-Si por tus amores pena,¡oh, mal haya su cantar!,y porque nunca los goce,yo le mandaré matar.-Si le manda matar, madre,juntos nos han de enterrar.
Él murió a la medianoche,
ella a los gallos cantar;
a ella, como hija de reyes,
la entierran en el altar;
a él, como hijo de conde,
unos pasos más atrás.
Della nació un rosal blanco,
d'él nació un espino albar;
crece el uno, crece el otro,
los dos se van a juntar,
las ramitas que se alcanzan
fuertes abrazos se dan,
y las que no se alcanzaban
no dejan de suspirar.
La reina, llena de envidia,
ambos los mandó cortar;
el galán que los cortaba
no cesaba de llorar.

Della naciera una garza,
d'él un fuerte gavilán,
juntos vuelan por el cielo,
juntos vuelan par a par.




  • PROSA:

LOS MOSQUITOS

Muchos eran los muertos en el pueblo de los nookta. En cada muerto había un agujero por donde le habían robado la sangre.
El asesino, un niño que mataba desde antes de aprender a caminar, recibió su sentencia riendo a las carcajadas. Lo atravesaron las lanzas y él, riendo, se las desprendió del cuerpo como espinas.
-Yo les enseñaré a matarme -dijo el niño.
Indicó a sus verdugos que armaran una gran fogata y que lo arrojaran dentro.
Sus cenizas se esparcieron por los aires, ansiosas de daño, y así se echaron a volar los primeros mosqui­tos.

Eduardo Galeano. De Memorias del fuego, I Los Nacimientos.


TEATRO:


  • VERSO:


SEGISM. [...] ¿Qué ley, justicia o razón,
negar a los hombres sabe
privilegio tan süave,
excepción tan principal,
que Dios le ha dado a un cristal,
a un pez, a un bruto y a un ave?
ROSAURA Temor y piedad en mí
sus razones han causado.
SEGISM.¿Quién mis voces ha escuchado?
¿Es Clotaldo?
CLARÍN Di que sí.
ROSAURA No es sino un triste (¡ay de mí!),
que en estas bóvedas frías
oyó tus melancolías.
(Ásela.)
SEGISM. Pues la muerte te daré,
porque no sepas que sé
que sabes flaquezas mías.
Sólo porque me has oído,
entre mis membrudos brazos
te tengo de hacer pedazos.
CLARÍN Yo soy sordo, y no he podido
escucharte.
ROSAURA Si has nacido
humano, baste el postrarme
a tus pies para librarme.
SEGISM. Tu voz pudo enternecerme,
tu presencia suspenderme,
y tu respeto turbarme.

Calderón de la Barca, La vida es sueño.

  • PROSA:

(Se sientan en la cama, uno a cada lado de DIONISIO, que también se sienta y que cada vez está más azorado. BUBY empieza a silbar una canción americana, acompañándose con su uke­lele. PAULA le sigue, y también DIONISIO. Aca­ban la pieza. Pausa.).

DIONISIO. (Para romper, galante, el violento si­lencio.) ¿Y hace mucho tiempo que es usted negro?
BUBY. No sé. Yo siempre me he visto así en la luna de los espejitos.
DIONISIO. ¡Vaya por Dios! ¡Cuando viene una desgracia nunca viene sola! ¿Y de qué se quedó usted así? ¿De alguna caída?...
BUBY. Debió de ser eso, señor...
DIONISIO. ¿De una bicicleta?
BUBY. De eso, señor...
DIONISIO. ¡Como que a los niños no se les debe comprar bicicletas! ¿Verdad, señorita? Un señor que yo conocía...
PAULA. (Que, distraída, no hace caso a este diá­logo.) Este cuarto es mejor que el mío...
DIONISIO. Sí. Es mejor. Si quiere usted lo cam­biamos. Yo me voy al suyo y ustedes se quedan aquí. A mí no me cuesta trabajo... Yo recojo mis cuatro trapitos... Además de ser más grande, tiene una vista magnífica. Desde el balcón se ve el mar... Y en el mar tres lucecitas... El suelo también es muy mono... ¿Quieren ustedes mirar debajo de la cama?..
BUBY. (Seco.) No.
DIONISIO. Anden. Miren debajo de la cama. A lo mejor encuentran otra bota... Debe de haber mu­chas...
PAULA. (Que sigue distraída y sin hacer mucho caso de lo que dice DIONISIO, siempre azoradísimo.) Haga usted algún ejercicio con los sombreros. Así nos distraeremos. A mí me encantan los malabares...
DIONISIO. A mí también. Es admirable eso de tirar las cosas al aire y luego cogerlas... Parece que se van a caer y luego resulta que no se caen... ¡Se lleva uno cada chasco!
PAULA. Ande. Juegue usted.
DIONISIO. (Muy extrañado.) ¿Yo?
PAULA. Sí. Usted.
DIONISIO. (jugándose el todo por el todo.) Voy.
(Se levanta. Tira los sombreros al aire y natural­mente, se caen al suelo, en donde los deja. Y se vuelve a sentar.) Ya está.
PAULA. (Aplaudiendo.) ¡Oh! ¡Qué bien! ¡Déjeme probar a mí! Yo no he probado nunca. (Coge lossombreros del suelo.) ¿Es difícil? ¿Se hace así? (Los tira al aire.) ¡Hoop!

(Y se caen.)
Miguel Mihura, Tres sombreros de copa (1932)


GÉNERO DIDÁCTICO:

Fábula:

Estaba una liebre siendo perseguida por un águila, y viéndose perdida pidió ayuda a un escarabajo, suplicándole que le salvara. Le pidió el escarabajo al águila que perdonara a su amiga. Pero el águila, despreciando la insignificancia del escarabajo, devoró a la liebre en su presencia. Desde entonces, buscando vengarse, el escarabajo observaba los lugares donde el águila ponía sus huevos, y haciéndolos rodar, los tiraba a tierra. Viéndose el águila echada del lugar a donde quiera que fuera, recurrió a Zeus pidiéndole un lugar seguro para depositar sus futuros pequeñuelos. Le ofreció Zeus colocarlos en su regazo, pero el escarabajo, viendo la táctica escapatoria, hizo una bolita de barro, voló y la dejó caer sobre el regazo de Zeus. Se levantó entonces Zeus para sacudirse aquella suciedad, y tiró por tierra los huevos sin darse cuenta. Por eso desde entonces, las águilas no ponen huevos en la época en que salen a volar los escarabajos. (Moraleja) Nunca desprecies lo que parece insignificante, pues no hay ser tan débil que no pueda alcanzarte. Esopo.



ENLACES INTERESANTES:


http://www.ieslaasuncion.org/castellano/Generos_literarios.htm
http://issuu.com/labev/docs/g_neros_literarios_definitivos_pa_el_blog